Mejillones al vapor

Deliciosos mejillones al vapor

Mejillones al vapor picantes

Los mejillones son un producto que puede marinar a la perfección con muchos otros y que soporta muchos acompañamientos como salsas o vinagretas por ejemplo. Asimismo pueden ser un estupendo entrante o primer plato como los mejillones en salsa verde, encebollados o al vapor entre otros.

En este caso vamos a darte una receta de mejillones al vapor, pero de una forma diferente, porque la que te traemos es bastante picante, por lo que si te gustan los sabores fuertes, seguro que te gustará.

Mejillones al vapor picantes

Para hacer esta receta necesitaremos estos ingredientes:

  • 2 kilos de mejillones.
  • 250 gramos de tomate triturado (preferiblemente casero)
  • 6 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cebolla mediana
  • 3 dientes de ajo.
  • 2 cucharaditas de pimentón picante.
  • 1 guindilla de cayena.
  • 10 gotas de tabasco.
  • Una cucharada de vino blanco.

Modo de elaboración

Comenzaremos limpiando las conchas de los mejillones, retirando cualquier cosa que puedan tener adheridas así como las barbas que suelen tener y asoman entre las dos conchas que tienen.

En una cazuela de gran tamaño echaremos agua hasta cubrir unos tres centímetros del fondo y pondremos la vaporera con todos los mejillones dentro y taparemos la cazuela. Desde que rompe a hervir contaremos 10 minutos y ya estarán hechos.

Cuando acabe ese tiempo miraremos los mejillones y desecharemos aquellos que no se hayan abierto y los que estén correctos los pondremos en una bandeja, sin la concha superior, y los reservaremos.

Ahora llega el momento de preparar la salsa, que es lo más fuerte de esta receta. Pelaremos la cebolla y la picaremos muy fina igual que los dientes de ajo.

En una sartén echaremos un chorreón de aceite de oliva, echaremos la cebolla, la guindilla y un poco de sal, dejaremos que se vaya pochando y cuando esté transparente echaremos el ajo y dejaremos que se dore un poco.

En ese momento es cuando debemos echar el tomate triturado, el vino blanco y dejar que se siga haciendo para que se evapore el alcohol, después echaremos el pimentón picante y las gotas de tabasco y lo dejaremos unos 5 minutos más.

Cuando pase este tiempo podremos echar la salsa que hemos preparado sobre los mejillones y los más atrevidos o atrevidas ya podrán comerlos.

Consejos

Antes de echar todas las gotas de tabasco después del pimentón picante, lo mejor es echar solo tres o cuatro gotas, remover la salsa y probar de picante.

Echa un vistazo a esta receta de mejillones al vapor estilo gallego.